VIVIR TU DUELO COMO CLAVE DE UNA BUENA SALUD MENTAL

Una vida sana, depende de una mente sana.

Vivir un duelo en todas las etapas conscientemente puede salvar tu vida.

Los problemas de salud mental no solo nos hacen sentir mal emocionalmente. Pueden provocar problemas físicos, como fátiga, insomnio, dolores de cabeza, náuseas, dolor e incluso problemas duraderos como alta presión arterial. Aunque quieras enterrar o ignorar las emociones dolorosas, si te permites escucharlas y haces un esfuerzo para trabajar con ellas, podrías marcar una gran diferencia en la recuperación de una vida sana y equilibrada.

La pérdida de cualquier objeto de apego provoca un duelo, si bien la intensidad y las características de éste pueden variar en gran medida en función del grado de vinculación emocional o de la propia naturaleza de la pérdida. Es importante mencionar que las pérdidas no siempre son físicas, por ejemplo: cuando pasamos una ruptura de pareja, cuando abandonamos el lugar donde nacimos de forma definitiva, cuando nos despiden de nuestro trabajo o cuando perdemos la movilidad en una parte del cuerpo.

Claro que el duelo por muerte es el tipo más relevante por la potencia con que afecta a la mayor parte de personas y con lo que más relacionamos un duelo, pero pasamos duelos de diferentes magnitudes todo el tiempo.

No hay texto alternativo para esta imagen

Entonces entendamos las etapas del duelo naturales que toda persona pasa al perder algo importante en su vida (Teoría de Elisabeth Kübler-Ross):

Negación

Aunque en ocasiones esta fase del duelo implica estrictamente la negación de la pérdida, esto puede manifestarse de un modo más abstracto. Por ejemplo, se puede dar una negación de la importancia de la pérdida o de su carácter definitivo, más que del hecho de que haya sucedido el evento.

Coraje

El fin de la negación va asociado a sentimientos de frustración y de impotencia con respecto a la propia capacidad de modificar las consecuencias de la pérdida. Dicha frustración conlleva a su vez la aparición de enfado y de ira.

Negociación

En la fase de negociación la persona guarda la esperanza de que nada cambie y de que puede influir de algún modo en la situación. Sea cambiando de actitud para recuperar a la pareja, pidiendo a Dios que intercambie la vida del fallecido por la nuestra, etc.

Depresión

En este periodo la persona empieza a asumir de forma definitiva la realidad de la pérdida, y ello genera sentimientos de tristeza y de desesperanza junto con otros síntomas típicos de los estados depresivos, como el aislamiento social o la falta de motivación.

Aceptacion

La fase de aceptación se relaciona con la inevitabilidad de la pérdida y por tanto del proceso de duelo. Sabemos que ya no hay nada que hacer más que seguir adelante con la vida tal cual es.

No hay texto alternativo para esta imagen

¿Cómo empezar a sanar en pro de una buena salud mental?

  • Cuida de tu salud física: Añadir hábitos simples y saludables, como beber más agua, comer más sano, hacer ejercicio o tratar de dormir más por la noche, ayudará a reponerte más fácil de los estragos del duelo.
  • Reintégrate a tu vida: Es importante recordar las cosas que solías hacer y lo que te hacía feliz antes de tu duelo. Aunque no te sientas bien, salir a caminar, leer un buen libro o ver tu película favorita puede traerte algo de alegría. Permítete ser feliz.
  • Acércate a tu familia y amigos: Aunque el duelo es un proceso personal, busca la comprensión y la compañía de alguien cercano a ti, especialmente si te sientes solo. No tengas miedo de compartir tus sentimientos y conectar con los demás…porque es parte del proceso de la aceptación para seguir.
  • Sé auto compasivo: No hay horario para el dolor. Para algunas personas, el dolor puede durar mucho tiempo (años), especialmente si se debe a la muerte de alguien cercano. De hecho, es posible que nunca lo superes por completo: escuchar una canción o recordar el aniversario de un evento puede hacer que tu dolor sea más intenso, incluso si creías haberlo superado. Pero con el tiempo, el dolor disminuye. Asi es que permítete experimentar el dolor cuando llegue sin culpas.
  • Ve a terapia: A veces no es suficiente todo lo que hacemos y el apoyo de alguien externo con experiencia puede ayudar a superar el duelo de una manera más efectiva y saludable.

Si tienes dificultades con tu dolor, no sabes cómo lidiar con la tristeza o sientes que puedes estar deprimido, podemos ayudarte. Comunícate con nuestro equipo de Chufani Wellness. Siempre habrá alguien que pueda apoyarte. Recuerda que siempre hay una luz al final del camino.

No hay texto alternativo para esta imagen

Comparte y comenta para seguir creciendo juntos.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Buscar en la web...

Toma una sesión personal

Escoger sanar, no significa que el daño nunca existió. Significa que aquello que nos dañó, no controla más nuestras vidas.

Publicaciones interesantes

TAL VEZ TE PUEDA INTERESAR...

IMG_6926
RECURSOS
GRATUITOS

Cursos de más de 4 horas de contenido audiovisual para tu transformación interior

 
IMG_9074
TIENDA

Compra y recibe directo a tu casa tus Flores de bach personalizadas, baja ebooks y mucho mas

 
IMG_9617
SERVICIOS EMPRESARIALES

Si eres parte de una empresa que desea incorporar herramientas de bienestar para elevar su productividad, este es el espacio para ti. No dejes de contactarnos. Tenemos opciones para todo tipo de empresas.

Abrir chat